Convenios con ayuntamientos en materia de protección a las personas vulnerables

Aigües de Barcelona ha firmado un protocolo con varios ayuntamientos para hacer frente a la emergencia en el ámbito de la pobreza energética. El objetivo del protocolo es fijar el procedimiento para garantizar el suministro de agua a quien no pueda pagarlo por falta de recursos económicos, en aplicación de la Ley 24/2015, de 29 de julio, de medidas urgentes para afrontar la emergencia en el ámbito de la vivienda y la pobreza energética.

El protocolo se suma a las medidas puestas en marcha unilateralmente desde hace cinco años por Aigües de Barcelona para no cortar el agua a nadie que no pueda pagarla. Desde 2012, además de garantizar el agua, la empresa cuenta con un Fondo de Solidaridad para ayudar a pagar el consumo de agua a las familias con dificultades. Este fondo se gestiona en coordinación con los servicios sociales de los municipios del área metropolitana gestionados por Aigües de Barcelona.

De acuerdo con la Ley 24/2015, el protocolo determina el procedimiento que debe seguirse para garantizar el agua a todas las personas que lo necesitan. Según este documento, Aigües de Barcelona debe solicitar un informe de valoración de la situación de exclusión residencial a los servicios sociales del ayuntamiento. En caso de que los servicios sociales indiquen que se trata de una persona o de una unidad familiar vulnerable, los criterios que determina la Ley 24/2015, la empresa garantizará el suministro. Este protocolo ya se ha firmado con varios ayuntamientos metropolitanos y pone de manifiesto el compromiso de la empresa con la ciudadanía.